viernes, 31 de agosto de 2007

Una puerta al pasado que se entorna.

Añoranza. No, esa no es la palabra. Son sólo recuerdos de una noche. Una noche como vivió tantas. Una noche que empezó como muchas otras que hubo antes, y que no volvieron nunca más. Una noche que cambió una vida... Regresa ahora a su mente. Son sólo recuerdos, recuerdos de una fría noche de diciembre.

Fe helada en el tiempo, de camino a su casa recordando aquellas sabias palabras de un escritor francés, en boca de otro hombre de mundo, en la más absoluta oscuridad. Aquellas que dieron alas para que, adormecido, pudiera empapar con sus labios las melosas nueces preparadas con amor.



Un blanco coche con tarifa nocturna. Directo al jaleo, confusión y luego silencio. Una semana intentando olvidar el pasado, tumbado, escribiendo y sin ganas de leer. Música en la blancura, una estampa con toledanos; cuestionando la vida, esperando dar más vida. Vías, tubos, olor a suero. Fríos recuerdos de un diciembre como otros muchos, muy distinto. Recuerdos que dormidos resurgen como lejanos, sin que los quiera rememorar. Añoranza de una tintada noche de diciembre que no deseaba revivir, que pasó y que no puede olvidar, que supuso un giro, que truncó una vida, marcándola para siempre.

Ahora aprende a distinguir entre la magia soñada y la mirada de su silueta. Recordar sus palabras con ese acento latino que no hubiera escuchado jamás. No se si mereció por eso la pena, porque esa tumbada semana, truncó un camino soñado que hoy añora y que nunca ya más será. Recuerdos, sólo son recuerdos de un pasado anterior, ya lejano, que casi olvidados ayer venían a su mente. Recuerdos fríos, tenues recuerdos. Sólo eso, una dura transgresión de lo vivido y de lo soñado. Sólo eso, recuerdos de un presente ya olvidado.

13 comentarios:

Alucard dijo...

Sin palabras, muy bueno.

Zerepica_n dijo...

Gracias Alucard

Nodisparenalpianista dijo...

Un camino cerrado puede abrir otro. Creo. Sugerente.

Cristina Sánchez dijo...

mmm... los recuerdos de algo olvidado son una contradicción interesante, porque en el fondo son los recuerdos más vivos, que se disfrazan de indiferencia.

Javier Cercas dijo...

gracias por enlazarme. Te seguiré la pista.

Zerepica_n dijo...

Estoy deacuerdo con tigo,es más, creo que siempre, tanto cuando cierras como cuando ves cerrársete un camino, se abrer otro, gracias Nodisparenalpiansita. Cuando elegimos un camino, no sólo elegimos uno, rechazamos el resto.

Es lo que tine nuestra cabecita, tiene consciencia e inconsciencia. Por eso aveces nos traiciona y nos hace cambiar de realidad cuando -jugando con nosotros- nos intercala nuestra mirada de unos u otros ojos. Gracias Cristina.

De nada Javier Cercas. Te enlazo porque tu blog me gusta. Me gusta leer blogs que no te dejan indiferente, gente valiente que lucha por lo que cree, por lo que le gusta, por lo que quiere ser. Gladiadores del día a día. Salu2.

Cristina Sánchez dijo...

Sí, es lo que tiene. Y hay que agradecer que la realidad intercale miradas "de unos y otros ojos", porque de no ser por esos "otros ojos", la realidad sería tan efímera como uno de esos recuerdos olvidados que cruzan nuestra mente de vez en cuando. :)

Cristina Sánchez dijo...

Sí, es lo que tiene. Y hay que agradecer que la realidad intercale miradas "de unos y otros ojos", porque de no ser por esos "otros ojos", la realidad sería tan efímera como uno de esos recuerdos olvidados que cruzan nuestra mente de vez en cuando. :)

Montse dijo...

manu, que bien que escribís!
estoy de acuerdo con el primer comentario de Cristina, los demas ya no lo lei porque los comentarios siguen tan largos que para eso me leo otra de tus narraciones.
tenes que acumularlas y escribir un libro.
(te estas escribiendo con la otra repostera de la fiesta)

sin1alias_ dijo...

me gustó mucho, muy bueno!saludos

Zerepica_n dijo...

Montse, muchas gracias. Te animo a que tú también te pongas a escribir. La fiesta fue genial. No te olvidarías en Madrid la ratonera? tenía fotos geniales (buen gusto el de Marina, jaja) No sé cuánto pasará para adoptar la forma de un recuerdo olvidado que se camufle de indiferente, pero los postres fueron de lo mejor:P

Sin1alias, muchas gracias un saludo peninsular.

Anónimo dijo...

este es el que màs me gusta, Manu!!!!. eres un artista. A ver si repetimos lo del corte inglès, pero esta vez encontrando algùn libro.jeje.
abz, Son

Zerepica_n dijo...

Son, te voy a llevar a unas librerías de Madrid, que te vas a caer de espaldas según entres. Salu2