jueves, 16 de agosto de 2007

Lejana, pero mirada.


Mira esa lejana mirada,
mira el lucero que brilla,
parece como un sueño, en que
el viento roza tu pupila,
haciéndote un guiño su brisa
negándose a verte, con una
cara larga y triste y postiza.

Mira esa lejana mirada,
mira ahora cómo te mira,
sientes que no queda nada,
entre un ahora y un enseguida,
al ver solitaria y tan fría,
negándose a verte,
con esa silueta y hermosa y erguida.

Mira esa lejana mirada,
que como el tiempo termina
en una canción desesperada,
por pasar ahora encendida
y aún empapada en la ría,
terminará por abrasarte
o en la mar, junto a la orilla.

2 comentarios:

iti dijo...

Hola Manu. Tas hehco un poeta!

Esta muy bien. A ver si quedamos otra vez!! jejeje. Un abrazo!!

ITI

Anónimo dijo...

Bonito poema. No sabía que tenías un arte oculto! Sigue escribiendo que se te da muy bien. Saludos! AnaG